Richard Stallman en Valdivia – Chile

Hace un tiempo (marzo de 2017) estaba sentado en la mesa de un restaurant esperando el almuerzo con un amigo y conversando acerca de mis proyectos o al menos de lo que yo quería realizar. Ese amigo es Álvaro Herrera (@alvherre), Senior Developer de PostgreSQL, y el sueño del cual le hablé era acerca de hacer un evento grande con un invitado de lujo: Richard Stallman.

Génesis

Desde ese momento me sentí con la obligación moral de cumplir, pues acababa de contárselo a alguien. Álvaro me bombardeó con preguntas, pero una marcaba (como casi siempre) la delgada línea entre que resulte o no traer a RMS a Chile: ¿Sabes cómo conseguir el dinero para eso? Obviamente no sabía ni como gestionarlo ni como encantar a algún benefactor que pudiera financiar esto, pues siempre he sido un poco ermitaño… realmente bastante ermitaño.

Entonces el primer reto era poder salir de mi cueva, buscar crear una red de contactos y pensar en reuniones para concretar el proyecto. Comencé un intercambio de mensajes de correo con RMS en los que le comentaba de varios asuntos, como charlas, tips, libertad y una posible visita a Chile, además de la migración a software libre que estoy llevando a cabo en un colegio en el que trabajo. Me contaba que le encanta venir a Chile y que nunca había estado en Valdivia, mientras veíamos posibilidades de fecha para su visita; nunca esperé convertirme en el organizador de su gira por Chile, sólo esperaba que visitara Chile y aprovechar para invitarlo a Valdivia.

Pronto ya me dí cuenta de que Richard asumió que yo debía organizar una gira por Chile, por lo que debí asumir lo mismo; las fechas inicialmente fueron para Mayo y luego para Septiembre de 2018, aún así no tenía cómo concretar su visita. No sé qué me movió a hacerlo, pero comencé a difundir la noticia de que traería a Richard sin aún siquiera tener dinero o un plan para conseguirlo.

Armando el rompecabezas

Cierto día, en Diciembre de 2017, me escribe Pedro Alfaro proponiéndome hablar en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso para costear los tickets Boston-Santiago-Boston para traer a RMS. Le pregunté varias veces hasta marzo de 2018 si la oferta seguía en pie hasta que me confirmó que estaba cerrado el trato: Richard Stallman estaría a un paso de venir a Chile, nunca pude asimilar realmente lo “providencialmente” que se fue dando todo a partir de este momento. Ya contaba con las primeras piezas del rompecabezas.

Ya con eso podía anunciar con propiedad que necesitaba armar un equipo remoto para ir organizando conferencias en otras ciudades además de Valdivia y Valparaíso, y la gente necesaria para esto comenzó a manifestarse… se sumaban las piezas para seguir armando el rompecabezas.

Otro detalle, ¿cómo financio lo de Valdivia? y aquí entra en escena un gran amigo: Daniel Lühr, Ingeniero en Electrónica y docente de la Universidad Austral de Chile, quien organiza año a año la Flisol Valdivia y que me ha invitado en dos ocasiones a dictar charlas. Le conversé que había camino avanzado en el tema y que necesitaba un partner que me ayudara a gestionar la estadía y manutención de Richard además de buscar lugar para la conferencia pública. Daniel aceptó de muy buena gana y ya al tiempo me tenía noticias de quienes podrían financiar todo, o al menos el grueso de lo que estábamos pidiendo como presupuesto: InnovING2030 finalmente fue el benefactor que nos ayudaría en lo financiero. Debo especificar que los requerimientos de RMS son muy detallados pero mínimos, no se cree un rockstar ni nada por el estilo, a pesar de tener un carácter muy fuerte.

Ya luego se sumaron al equipo nacional personas de Santiago y Rancagua, quienes se encargaron de organizar agendas tentativas para luego armar una agenda general, la que sería confirmada, rechazada o modificada por Richard. Había logrado juntar todas las piezas del rompecabezas, ya era cosa de esperar la fecha, que finalmente quedó para Agosto de 2018, entre los días 13 y 22.

Saltemos a su visita en Valdivia

Jueves 16 de agosto, luego de una conferencia en la Universidad de Chile en Santiago y un día feriado, el avión llegaría a Temuco desde Santiago en el último vuelo disponible. Fuimos en la van de la UACh Daniel y yo junto al chofer (don Patricio), hasta llegar al aeropuerto; esperamos muy poco hasta que apareció con su pelo largo, barba distintiva y su vestimenta típica: pantalón de tela gris, polera marrón y su infaltable bolso cruzado. Era tarde, ya de noche, pero decidimos (Richard decidió) ir a comer apenas llegásemos a Valdivia no sin antes, y fiel a su estilo, trabajar durante el camino de regreso.

IMG_20180816_194728133

Ya en Valdivia fuimos a comer al Restaurant “Murtao”, ubicado en el sector Isla Teja, donde comenzamos a probar comida típica de la zona y como él mismo acostumbra compartimos nuestros platos entre nosotros. Hubo chistes (a Richard le encanta hacer chistes con juegos de palabras), mucha comida y … ¡trabajo!

Vienes 17 de agosto

La agenda incluía una aparición en la TV local, una reunión con autoridades y miembros del proyecto “SmartCity”, y una entrevista radial. al mediodía Richard estaba hablando por las pantallas del canal Primitivos acerca de las actividades a realizar durante su estadía en la ciudad y por supuesto acerca de la filosofía del Software Libre; en esta ocasión lo acompañó Daniel Lürh, quien además alojó a RMS durante los días en Valdivia. Ya a media tarde estaba frente a algunas autoridades (muchos de ellos se excusaron por compromisos tomados previamente) y docentes involucrados en el proyecto denominado “SmartCity”, exponiendo acerca del software libre, la privacidad de los usuarios y el abuso de control que un proyecto como este podría suponer para los ciudadanos.

Luego de terminar el conversatorio con un suculento cocktail, nos dirigimos a cumplir con el compromiso en la radio, para luego volver a casa.

Sábado 18 de agosto

El sábado era el día de la conferencia pública. Se dispuso todo para que nada fallara, para que Richard estuviera cómodo y para que el público asistente tuviera una excelente experiencia en la primera charla dada por él en Valdivia. Y comenzamos la jornada comiendo, para luego dar un corto paseo por la costanera de Valdivia, donde conocí al fin sus dotes musicales, y créanme que ejecuta muy bien las danzas húngaras en su flauta.

Luego de esto, ya debíamos prepararnos para lo que sería el clímax de este viaje, técnicamente hablando: La conferencia pública. Gracias a la excelente gestión de la gente de InnovING2030, ya todo estaba casi listo para esperar al público. Con Daniel estábamos en ese punto de quiebre después de varios momentos freaks de parte de Richard, en el que tomábamos ese evento como la graduación de un doctorado en el que aprendimos a lidiar con su carácter pero también a absorber toda la sabiduría posible que fluía de sus dichos.

Luego de una entrevista para el diario local, durante la cual nosotros estábamos preparando las cosas para la venta y los stickers de regalo, y con un Auditorio a toda su capacidad, doy inicio a la charla del Dr. Richard Stallman por primera vez para la ciudad de Valdivia.

La conferencia, con su sección de preguntas y la tradicional subasta del Ñu bebé y el libro “Free Software, Free Society”, fue todo un éxito en cantidad de asistentes, y por supuesto en la cantidad de dinero recaudado para apoyar a la Free Software Foundation. El Ñu se fue por la suma de CL$40.000 y el libro por CL$45.000. Mi amigo Álvaro Herrera se adjudicó el Ñu en la subasta.

La última cena

Obviamente que cerraríamos el día comiendo para celebrar el éxito de esta visita por nuestra ciudad, y decidí invitar a Álvaro. Quiero que pongas especial atención a esto:

Álvaro trabaja con software libre desde hace casi 20 años y eso le permite ganarse el sustento. Cuando conversamos acerca de la cantidad pagada por el Ñu durante la subasta, él me comentó que no estaba pagando por un Ñu sino que estaba aportando y retribuyendo sólo un poco de lo que el software libre hace por todos nosotros como usuarios y especialmente por las personas que como él viven de eso. Nunca lo olvides, por favor.

Luego de esta reflexión, nos juntamos nuevamente en el “Murtao”, esta vez Richard, Daniel, su esposa Marygrace, Álvaro y yo compartiendo nuevamente lo que cada uno pidió y conversando ya acerca de preparar nuevos proyectos para Valdivia enmarcados en la difusión del Software Libre como un derecho. Obviamente no podían faltar los chistes de Richard durante la velada.

IMG_20180818_210908049
José Gatica, Daniel Lühr, Marygrace Balinos, RMS y Álvaro Herrera

Domingo 19 de agosto

Llega ese momento en que todo se convierte en nostalgia, y quisimos despedir a Richard con algo que fue una tónica durante su viaje a Valdivia: COMIDA. Esta vez con nuestras familias y en la casa en que se alojaba RMS.

Marygrace es de nacionalidad filipina, por lo que nos deleitó con un plato típico que estaba para pedir repetición. Pretendo seguir haciendo juntas con Daniel y Marygrace para sacarle todos los secretos culinarios que posea, de verdad estuvo todo muy bueno, y por lo visto Richard disfrutó también de la comida y de la conversación; se le veía mucho mas relajado y risueño, y contento con los resultados obtenidos durante estos casi 4 días. Finalizamos la velada con la foto grupal antes de llevarlo al aeropuerto.

photo_2018-08-19_16-28-53
Yerko (un vecino de Daniel), María Paz (mi esposa, con nuestra hija María Trinidad), yo, Richard Stallman, Daniel y Marygrace (esposa de Daniel)

Ya sólo quedaba ir a dejarlo al aeropuerto y despedir a quien fuera y seguirá siendo (con mayor razón ahora) mi mentor y ejemplo a seguir en esta lucha contra los grilletes digitales y espionaje a los usuarios, impuestos por las corporaciones tecnológicas y gobiernos actuales.

Conversamos de un siguiente viaje a la ciudad, otros proyectos y de lo que haríamos con Daniel mientras tanto. Trabajó un momento junto al mapa de la Región de Los Ríos, nos despedimos muy cordialmente y luego, después de una foto juntos, se perdió de vista en la sala de embarque.

IMG_20180819_143453183

Todo lo vivido en estos cuatro días sólo me ha confirmado que detrás de un proyecto exitoso siempre hay un equipo de lujo, y no puedo dejar de agradecer a cada persona que aportó en mayor o menor medida para que esta visita sea posible y para que todo esté dentro de los estándares esperados para una visita de este tipo.

Punto aparte ha sido el apoyo de nuestras esposas (Marygrace y María Paz) quienes son un pilar importante en todo lo que hemos logrado hacer a favor de la difusión del software libre. Y una última mención a Jeanne Rasata, la asistente de Richard Stallman y quien se comunicaba con nosotros revisando cada detalle y asesorándonos por si debíamos saber o hacer algo más de lo que veíamos como ya evidente.

IMG_20180819_144658967
María Tinidad (mi hija), yo y Richard Stallman en la fila antes de llegar a la sala de embarque del aeropuerto.

2 thoughts on “Richard Stallman en Valdivia – Chile

  1. Hola José, me gustaría ponerme en contacto contigo para conocer nuevos eventos sobre software libre. Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *